Operadores 02.01.2020 > Plataformas.news

Azteca Comunicaciones dejaría de estar a cargo de la Red Dorsal en Perú

La empresa elaboró una nueva propuesta que establece revertir la Red Dorsal al Estado de forma gradual y progresiva.

El operador Azteca Comunicaciones de la Red Dorsal Nacional de Fibra Óptica (RDFO) presentó ante el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) un proyecto de adenda que busca resolver el contrato –suscrito hace cinco años– de mutuo acuerdo, según señaló la viceministra de comunicaciones, Virginia Nakagawa, al medio Gestión.pe.

“El concesionario de la RDNFO presentó un proyecto de adenda que busca resolver el contrato de mutuo acuerdo, bajo los mecanismos adecuados para la entrega periódica de la red, que salvaguarde la continuidad del servicio”, aseguró la funcionaria.

En esta tercera adenda al contrato de concesión de la Red Dorsal, la empresa de origen mexicano realizó el pedido de cierre del contrato de mutuo acuerdo y la reversión al Estado porque solo tiene el 7% del tráfico de ingresos previstos y mantiene una tendencia a la baja.

En el informe que sustenta la norma también se establece que el MTC está gastando más de lo previsto en mantener la red: se invirtieron unos USD 114 millones en 2019, una cifra superior al presupuesto estimado.

En junio del 2014, Azteca Comunicaciones firmó el contrato para hacerse cargo de la construcción y mantenimiento (por 20 años) de la Red Dorsal, que se finalizó de construir dentro del plazo propuesto y ya cubre con 13.500 km de fibra óptica todas las capitales de provincia del país. Sin embargo, tres años después, tanto el operador como el ministerio coincidían en que no se estaba generando el tráfico previsto y comenzaron a estudiar la forma de solucionar el problema.

Ante la posible salida de la empresa de origen mexicano, el regulador procedió a bajar los cobros por conexión a las redes eléctricas vía mandato, que permitió revertir el rojo financiero de Azteca en 2019. Sin embargo, la compañía seguía disconforme porque el tráfico era muy limitado, consecuencia de altas tarifas no competitivas que manejaban frente a los operadores privados que está en el 60% de sus recorridos.

Según un estudio elaborado por el Banco Mundial y publicado a inicios del año, solo se estaba usando el 10% de la red y venían perdiendo clientes, pues las tarifas eran muy altas. Azteca informó luego que ya estaban en el 7% del uso de la misma.

Tras la caducidad del contrato, la responsable de operar y mantener la red desde el Estado sería –hasta por un espacio de tres años– el Programa Nacional de Telecomunicaciones (Pronatel).

© Plataformas.news 2020

¿Te gustó esta nota?